Nosotros

Somos un colegio franciscano que quiere transformar el mundo. Por tal motivo, formamos integralmente a nuestros estudiantes, para que sean líderes con un propósito trascendente y desde los valores del cristianismo construyan un mundo mejor desde su sencillez, su fraternidad y el cuidado de la casa común.

Cuando se transforman los corazones,
el mundo se transforma. 🌎 ❤️

Nuestro propósito

Misión

Formar líderes cristianos con propósito, quienes desde su fe, se formen en la sencillez, la promoción de la paz, la fraternidad y el cuidado de nuestro planeta buscando trascender desde el servicio a los demás.

Visión

Ser una comunidad educativa que, desde la relación fraterna y el cuidado de la casa común promueva la conversión socio ecológica, la formación integral y la convivencia pacífica global.

Valores

Sencillez

Para valorar y compartir la grandeza de la vida en sus formas más simples y cotidianas.

Fraternidad

Para construir relaciones de paz y amor con nuestro prójimo desde un encuentro basado en el respeto y el servicio.

Cuidado de la Casa Común

Para responder a los objetivos de desarrollo sostenible de nuestro planeta, desde la gratitud, buen trato y responsabilidad ecológica.

El perfil de nuestra comunidad

Líderes cristianos con propósito

Visionamos los problemas y desafíos de la humanidad (ODS) comprometi- éndonos con su solución. Nos ponemos al servicio de la sociedad con nuestras habilidades y dones; para que, desde nuestro testimonio personal, propósito de vida y fe cristiana, transformemos nuestro entorno

Indagadores Reflexivos

Reflexionamos críticamente sobre problemas y desafíos existentes, desde los más cotidianos hasta los de mayor impacto. Nos organizamos colaborativamente a través de experiencias inter y transdisciplina- rias, de manera fraternal y respetuosa; para así, proponer soluciones creativas y proyectos de emprendimiento social y ecológicos, empleando nuestros conocimientos y habilidades tecnológicas.

Fraternos y Solidarios

Miramos al prójimo como a un hermano desde la igualdad de condición más allá de las diferencias sociales, económicas o culturales que pudieran haber. Procuramos acercarnos y ayudar a los demás desde una actitud desinteresada de servicio.

Promotores de la paz y de la sana convivencia

Promovemos la resolución de conflictos a través del amor, el buen trato, el diálogo y el respeto, generando acuerdos democráticos, respetando la diversidad cultural y fortaleciendo los vínculos fraternos para el desarrollo de la Cultura del Encuentro y la Relación.

Sencillos y Alegres

Aceptamos con humildad nuestra historia personal y familiar; así como, nuestras fortalezas y debilidades. Cultivamos nuestro interior para estar en paz y armonía con nosotros mismos, mostrando apertura a la gracia de Dios quien nos dispone a expresar con sencillez y alegría nuestros pensamientos, emociones y acciones.

Deportistas y Saludables

Cuidamos nuestra salud de manera integral, viviendo con sencillez y valorándonos. Asumimos hábitos adecuados para un estilo de vida saludable y ambientalmente sostenible.

Empáticos y buenos comunicadores

Construimos nuestras relaciones con los demás desde el respeto, la escucha activa y la comprensión de las personas. Empleamos un lenguaje claro y a la vez asertivo en distintos idiomas. Asimismo, buscamos comunicar lo que las personas necesitan escuchar para crecer y aprender en un clima de amistad y cercanía.

Libres y Responsables

Tomamos decisiones equilibradas de manera autónoma, haciéndonos responsables de cada una de ellas y sus consecuencias. Somos coherentes y autocríticos ante distintas situaciones que enfrentamos, no dejándonos influenciar negativamente por otros.

Mentalidad Global

Tenemos mentalidad abierta. Valoramos nuestra cultura, tradiciones y creencias, así como las de otras naciones, sintiéndonos parte de una sociedad global interconectada. Consideramos los distintos puntos de vista de las personas y estamos dispuestos a aprender de las nuevas experiencias.

Cuidadores y cocreadores de la casa común

Examinamos interiormente nuestras actitudes y reflexionamos críticamente sobre el cuidado y clamor de nuestra casa común. Nos movilizamos colaborativamente hacia la acción que contribuya con la conversión socioecológica, considerándolos parte de la creación, en armonía y respeto a ella, gestionando proyectos innovadores, ecointegrales y sostenibles, para así crear un mundo mejor.

Conoce nuestra nueva propuesta educativa.

Historia

Más de 65 años transformando el mundo
desde el amor.

Cuando las hermanas de la Congregación de Religiosas Franciscanas del Espíritu Santo (Montpellier) emprendieron su viaje en barco a tierras americanas, le prometieron a la Virgen del Pilar que le pondrían su nombre a uno de sus colegios como agradecimiento por su protección.

Así, en 1954, se funda en Lima el Colegio “Nuestra Señora del Pilar”, en una casona ubicada en el distrito de Miraflores.

Años más tarde, en 1965, el colegio pasó a un terreno más amplio y moderno en la urbanización Santa Catalina.

La energía y fuerza de más de medio siglo al servicio educativo, contienen los lazos de fraternidad que se han tejido entre exalumnas, estudiantes, colaboradores y hermanas religiosas que forman parte de nuestra historia.

Nuestro famoso “Paz y Bien”, expresa la esencia de nuestra formación integral de las personas en los aspectos espiritual, intelectual, emocional, social y corporal.

"La educación cristiana es una semilla para el presenta y el porvenir"

La congregación de nuestras Hermanas Franciscanas del Espíritu Santo (Montpellier) fue fundada el 19 de Marzo de 1861 por Carolina Barón, una hermana francesa con gran amor y ternura por el prójimo más vulnerable.

Durante ese tiempo, la Revolución francesa había dejado conflictos sociales, pobreza y orfandad en Francia. Carolina Barón y las hermanas no fueron ajenas a esa realidad. Por tal motivo, movidas por un mismo sentir espiritual y el deseo de servir a los niños y adolescentes, abrieron escuelas rurales para que la educación sea un medio para formar; pero sobre todo, para cuidar personas.

Su perfil de educadora y su convicción por la educación vista como servicio y fuente de evangelización, la llevó a plantar una semilla para el presente y el porvenir. Solía decirles a las maestras, en su tarea educativa con las estudiantes, “sois las respon­sables de su inteligencia y corazón”. Cuánta profundidad y qué hermoso legado nos ha dejado.

Nuestra comunidad educativa

Nuestros docentes conforman comunidades de innovación y aprendizaje. Estas comunidades les permiten estar actualizados en innovadoras metodologías; pero sobre todo, en cómo acompañar mejor a los estudiantes desde el compromiso y el afecto. Esto suscita los aprendizajes más significativos y duraderos.

Nuestro equipo multidisciplinario se encuentra conformado
por psicólogas y especialistas en necesidades educativas especiales, coaching, afectividad y tutoría; quienes se dedican
al acompañamiento del proceso de desarrollo evolutivo, emocional y social de nuestros estudiantes; así como del acompañamiento de nuestros padres de familia.

Nuestro equipo administrativo está al servicio de las personas de toda la comunidad educativa. Su eficiencia siempre estará acompañada de la sencillez y la amabilidad; pues ellos, también, viven los valores franciscanos que nos conectan con el prójimo desde el amor.

Padres de familia

¡Somos más de 500 familias!
Nuestros padres de familia participan con entusiasmo en distintas actividades: talleres académicos, formativos y espirituales; así como, de las olimpiadas pilaricas, momento en el que se pone a prueba nuestro elemento del perfil “Deportistas y saludables”.

 

¡Pilaricas para toda la vida!

Nuestras ex alumnas, orgullosas de ser Pilaricas, se reúnen cada año reviviendo los momentos más significativos de su paso por el colegio. Asimismo, realizan actividades de ayuda solidaria y participan de conversatorios vocacionales para nuestras estudiantes.

“Ser Pilarica es un sentimiento basado en valores que guían mi camino para lograr el crecimiento de nuestro país”.
Angie Sibel Trujillo Zambrano - Ingeniera Agrónoma
Promoción 2013 “Lumen Fidei”
“Estoy orgullosa de ser Pilarica. Me
brindó herramientas para relacionarme
y permitirme dar mis primeros pasos
dentro del mundo del arte”.
Milena Cristina Espinoza Caso - Artista Visual
Promoción 2015 “Mater Coeli”
“Ser Pilarica es un sentimiento basado en valores que guían mi camino para lograr el crecimiento de nuestro país”.
Angie Sibel Trujillo Zambrano - Ingeniera Agrónoma
Promoción 2013 “Lumen Fidei”
Open chat
Comunícate con nosotros